Luchemos contra el cáncer de mama previniendo

Octubre es el mes de la sensibilización del Cáncer de Mama, contribuye a aumentar la atención y el apoyo prestados a la sensibilización, la detección temprana, el tratamiento y los cuidados paliativos.

La prevención es uno de los factores más importantes para la cura del cáncer. Esto es así porque, según los especialistas, el cáncer que es detectado en etapa inicial tiene mayores probabilidades de erradicarse. El cáncer de mama es el más frecuente en las mujeres en todo el mundo.

¿Qué podemos hacer para prevenirlo?

  • Mejorar los hábitos alimenticios disminuye la probabilidad de desarrollar cáncer. Un ejemplo es bajar las grasas saturadas, comer más frutas, verduras y fibra, también recomiendan bajarle al consumo de alcohol.
  • Haz ejercicio por lo menos 4 horas a la semana.
  • La autoexploración mensual es la clave. Conocer tus senos es muy importante para darte cuenta de cualquier cambio.
  • Acude con el ginecólogo por lo menos una vez al año.
  • A partir de los 40 años, realízate los estudios de la mastografía. Lo cual detectará anormalidades en las mamas que no se pueden percibir por la observación o la palpación.
  • Investiga los antecedentes de cáncer de mama que existen en tu familia. Conocerlos puede hacer la diferencia.

¿Conoces la forma en la que debes hacer la autoexploración?

  1. Con los hombros rectos y los brazos junto a la cadera, mírate en un espejo tus senos. Observa su tamaño, color y tamaño. Presta atención a la formación de hoyuelos, arrugas o bultos en la piel, el cambio de posición de un pezón o pezón invertido, enrojecimiento, dolor, sarpullido o inflamación.
  2. Levantando los brazos observa lo mismo del paso anterior. Fíjate si sale líquido de uno o ambos pezones (puede ser transparente, lechoso o amarillento o hasta sangre).
  3. Acuéstate y palpa tus senos con las manos invertidas (la izquierda en el seno derecho y viceversa). Utiliza un tacto firme y pausado con las yemas de los dedos. Mantén los dedos rectos  juntos. El movimiento que debes realizar es circular, del tamaño de una moneda aproximadamente. Hazlo de arriba a abajo y de lado a lado. Utiliza tu propio patrón para asegurarte que cubras toda la mama. Para palpar el tejido superficial, ejerce una leve presión; para el tejido medio, una presión moderada y, para palpar el profundo, una presión firme (tienes que sentir la caja torácica).
  4. Para finalizar, párate o siéntate y realiza la misma palpación. Muchas mujeres prefieren realizar esto mientras se bañan.

Compartamos esta información para sensibilizar. La cultura de prevención es vital.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Que te falten dulces ¡eso sí da miedo!

5 artículos de Halloween que puedes encontrar en Cornershop